Blog e ideas
agosto 31, 2020
Por Isabel Romero

Messi rompió la red

Si pensábamos que ya lo habíamos visto todo en este 2020: conoce por qué Messi rompió una tendencia mundial y por qué nos duele tanto.

Messi rompió la red

El martes 25 de agosto Lionel Messi rompió la tendencia mundial Covid-19 que había dominado hasta el momento en el Internet y superó al Coronavirus en búsquedas de Google. A través de un burofax, el crack argentino anunció su salida del Barcelona, el club que lo vio nacer como el mejor futbolista del mundo.

¿POR QUÉ SE VA MESSI Y POR QUÉ IMPACTÓ A NIVEL GLOBAL SU DECISIÓN? 

La volvió a romper

Desde que se detonó el Covid-19 alrededor del mundo, las tendencias predominantes de búsquedas en Google habían girado en torno al virus y sus temas derivados: su impacto en la economía, la salud, psicología, educación, lo laboral, entre otros. Parecía insólito que se rompiera esa hegemonía, sobre todo, porque la palabra “Coronavirus” se perfila para ser la más buscada de la historia.

Por su parte, Messi ha anotado más de 700 goles, cuenta con 6 pichichis, 6 balones de oro, 6 botas de oro, máximo goleador de la Champions League en 6 ocasiones, máximo goleador histórico con su selección y cantidad de récords más.

La noticia de su salida del Barcelona generó de inmediato una onda de choque global, cuyo impacto, se convirtió en una reacción en cadena que aún no termina de manifestarse en su totalidad en el mundo futbolístico y deportivo, así como, en sus múltiples contextos: legal, financiero, social, de marketing, sponsors, más los que se acumulen.

Y es que, cuando pensamos que ya lo habíamos visto todo en este 2020 de pandemia, quienes somos hinchas del futbol e hinchas de Messi, esta noticia nos “colmó el plato”.

¿Messi fuera del Barcelona? ¡Cómo es posible!

La conmoción se elevó de forma exponencial. Con la noticia, se pulverizaba el sueño de muchos de nosotros: ver jugar a Messi en el Camp Nou con el Barcelona. Al igual que cualquier hincha e interesado en el tema, busqué un indicio que diera algún “norte”, una señal de que se trataba de una fakenew o alguna declaración oficial que fuera más allá del burofax. Sin embargo, solo predominó en la red: “Messi se va” y, alrededor de esta frase, un vendaval de especulaciones. La conmoción derivó en incredulidad y de ahí, a la aflicción y nostalgia.

Así, apenas dos horas después de haberse difundido el burofax, los números se fueron a la alza en las búsquedas de Google a nivel mundial:

  • Los términos más usados fueron, desde luego la palabra “Messi”, además de “Messi se va”, “Messi noticias”, “Messi Barcelona”, “Messi Barça”, “Culebrón Messi” o “¿Qué ha pasado con Messi?”
  • En una escala de popularidad de consultas recientes a nivel mundial, de 0 a 100, Messi pasó de tener un 8 a un 86.
  • El punto más alto lo obtuvo alrededor de las 20:00 horas (hora de España), del mismo martes 25, rebasando las búsquedas sobre Coronavirus.
  • Las visitas a su sitio web oficial <messi.com> aumentaron un 500% pocos momentos después de conocerse la noticia.
  • Otros términos que explotaron en consultas fueron “burofax”, “Manchester City” (club que resuena como un posible destino del argentino) y “Bartomeu” (apellido del presidente actual del club Barcelona que, de tener 1% de popularidad en España, se potenció a un 82%).

Además, ese 25 de agosto, tanto medios de comunicación como hinchas estuvimos en el mismo lugar: ambos buscamos “agujas en el pajar” de Internet, Facebook, Instagram y Twitter; cachando cualquier reacción de personalidades del futbol, como Carles Puyol (exjugador y excapitán del Barcelona), quien manifestó su apoyo a Messi, minutos después de haberse publicado el burofax. Al apoyo se sumaron Luis Suarez (otrora compañero de Messi en el club) y Luis Figo (figura internacional del futbol y exjugador del club).

Messi se posicionó como tendencia en Twitter. En la plataforma circularon memes y tuits con los hashtags #Messi #Messiseva y grandes marcas y personalidades se sumaron a la tendencia, como:

  • Nasdaq y su tuit: “The #NasdaqFam is ready for Messi”.
  • McDonalds Argentina y su imagen de una hamburguesa con el mensaje: “Nunca se nos va a ir” más mensaje “El mejor del mundo. #Intransferible”. En las cuentas de los demás países publicó: “Así como Messi no se queda, tú no te quedes con ganas de pasar por unas papas hoy”.
  • Equipos de futbol de diferentes partes del mundo dieron un guiño y postearon sus respectivos uniformes con el nombre de Messi y el número 10.
  • Chicago Bulls hicieron lo propio al publicar un tuit de una foto de Messi agarrando un jersey de los Bulls con su apellido y el respectivo número 10.
  • Liam Gallagher, ex cantante de Oasis, llenó su cuenta de Twitter de tuits como: “The messiah on his way to Manchester City fc c’mon you know”.
  • Además, el 29 de agosto, la página del equipo de futbol brasileño Cruzeiro fue hackeada: anunciaban el fichaje de Messi.

¿Por qué nos conmociona?

Messi es la historia inspiracional del niño argentino de 13 años, con un talento superdotado y problemas de salud, que llegó a Barcelona con el firme objetivo de cumplir sus sueños: jugar futbol y ser el mejor futbolista del mundo.

El Barcelona lo recibió y financió su tratamiento. En consecuencia, Messi le retribuyó al club con creces: los 34 títulos obtenidos durante su estadía, además de su impresionante palmarés y sponsors lo respaldan. Sin duda, hay un antes y un después en el club con su llegada. Era natural pensar que, con 20 años de trayectoria en el Barҫa, el número 10 terminara ahí su historia como futbolista.

Admitámoslo. Son del tipo de historias que nos encantan y, personalmente, verlo jugar cada temporada es inspirador. Durante su trayectoria en el Barcelona, fue como atestiguar el inicio, ascenso y cúspide de un fenómeno mundial. Atestiguar la formación de un crack y verlo convertirse en el mejor jugador del mundo. Messi juega las competiciones internacionales con la misma ilusión de un niño que juega en su barrio.

No es que uno no pensara en su próximo retiro. El astro tiene 33 años y en la carrera de un futbolista es una edad en la que ya hay que planear la jubilación, sin embargo, siempre coincidimos en que él terminaría su trayectoria en el club, con loas en el Camp Nou y los hinchas gritando en una explosión colectiva.

En cambio, Messi se va del Barcelona antes de terminar su carrera, en un estadio vacío, a causa de las medidas sanitarias producto del Covid-19, y en medio de una polémica con la directiva que, al día de hoy, luce muy trabada. Eso sí, su último golazo con el club, marcado frente al Napoli, tiene su manufactura característica de crack.

El maridaje

Pensemos en el club y en Messi como marcas. Si bien, la marca Fútbol Club Barcelona ya contaba con un palmarés y en sus filas habían figurado cracks como Cruyff, Maradona o Romario, la llegada de Messi revolucionó sus cimientos.

El Barcelona tenía cierto protagonismo en la liga española, aunque estaba a la sombra del Real Madrid. Messi le dio constancia, consistencia y una personalidad al club; impulsó sus valores de marca y lo posicionó a nivel global como un equipo competitivo y ganador.

Por su parte, Messi es el ser humano con un talento excepcional; es un atleta mediático global. Es una marca mundial construida cuidadosamente, con valores y filosofía definidos: ser competitivo y ganar torneos, sin perder de vista la esencia que, de niño, lo llevó a consolidarse en el Barcelona.

Luego, con la llegada de Pep Guardiola (entrenador del Barcelona 2008-2012), estratega con una gran visión, se materializa la obra. Guardiola comprendió las cualidades de Messi y supo estructurar un equipo en armonía con este para lograr una amalgama ganadora. El resultado: el llamado “sextete” (6 títulos obtenidos de manera consecutiva), convirtiendo al Barcelona como el primer equipo español de la historia en lograrlo. Un gol de Messi, literal con el corazón, consumó la hazaña.

Así, durante años, el Barcelona, Messi, los estrategas y jugadores estuvieron alineados. Por su parte, Messi y el club funcionaron en una simbiosis ideal que se concretó en esos 34 títulos.

El fin de una era

De un par de años a la fecha, las filosofías de la directiva del Barcelona y de Messi se distanciaron hasta culminar con la ruptura de hoy. Messi dio mensajes y señales de su preocupación e incomodidad en el club. Como hinchas, pensamos que la situación se arreglaría de alguna forma, pero no fue así. Sobre todo, porque en Barcelona hizo su vida y en las pocas entrevistas que ha dado, manifestó que no quería irse de ahí.

Messi se va porque siente su esencia de marca (y de ser humano) comprometida. Y no, no es que anteponga su protagonismo personal a un club ni que no sea leal a este. El crack supo amalgamarse con el equipo.

Conmociona porque Messi forjó una identidad en conjunto y su partida provoca una ruptura de esa identidad.

¿Acaso no es loable que una marca quiera desarrollarse en un ambiente y con estrategas con quienes pueda generar un proyecto competitivo, sin comprometer su esencia?

El argentino tiene 33 años, aún le quedan 2 o 3 de buen futbol. Messi quiere terminar su carrera siendo congruente y fiel a su filosofía, misión y visión de marca emanados de la esencia y objetivos, de claridad contundente, que se planteó desde niño.

Termino citando al gran Jorge Valdano, exjugador de futbol, campeón del mundo con Argentina y pluma fina para los análisis: “Ser Messi significa afrontar cada día la descomunal demanda de éxito que provoca el mejor jugador del mundo. Se va porque con 33 años no puede levantar al Barça solo y porque, en este Barça, no puede seguir siendo Messi.”

En Mijo! Brands, agencia creativa de marketing digital con sedes en la Ciudad de México, Guadalajara y Puerto Vallarta, contamos con un equipo multidisciplinario de profesionales, especialistas en estrategias de marketing digital y creación de marca exitosas que saben cómo impulsarte de manera global para que tu marca se convierta en el crack que la diferencie de su competencia, sin comprometer tu esencia.

Isabel Romero es Editora de Contenido en Mijo! Brands. Gracias a la literatura y el cine, ha sabido identificar y desarrollar diferentes enfoques. Cree que hay que resolver, cada tanto, el trabuco que implica el ensamble de piezas que conforman al Ser. Claro, no sin antes, haber llenado a tope los platos de comida de sus perritos adoptados.

 

Quizás te interese

¡Tu marca puede ser la próxima rock star!

Contáctanos y averigua lo que podemos hacer por ella

Mijo! Brands

info@mijobrands.com
México 800 838 6282
US/Canadá 1 (415) 890 2056

Ciudad de México
Ciudad de México
(55) 7595 8705
Av. Paseo de la Reforma 195 Piso 4
Col. Cuauhtémoc
Guadalajara
Guadalajara
(33) 4160 0587
Av. Américas 1254 Piso 10
Col. Country Club
Puerto Vallarta
Puerto Vallarta
(322) 222 9696
Manuel M. Diéguez 266 Altos
Col. Emiliano Zapata