!

Cómo mantener la cultura organizacional en tu empresa

Tener un buen ambiente interno en una organización, es tan importante como el trato al cliente.

Las compañías se preocupan cada vez más en desarrollar estrategias de comunicación externa para atraer y retener a sus clientes, en respuesta al crecimiento del poder digital y las comunicaciones. Pero enfocarse en los clientes y no hacerlo en los equipos internos puede ser un error que cuesta caro.

A pesar de la importancia obvia que representa mantener una sana cultura organizacional, un estudio hecho en 2013 por la firma Gallup, reveló que la mayoría de los trabajadores se sienten más desconectados con su rol en la empresa, que satisfechos. México, de manera alarmante, ocupa el puesto más alto en cuanto al concepto negativo del ranking. Más recientemente, en 2015, el portal de trabajo mexicano trabajando.com reveló que más del 60% de los 2,000 mexicanos entrevistados, expresaron ser infelices en su trabajo, un porcentaje alarmantemente alto dado el esfuerzo que se hace para hacer crecer la competitividad nacional.

Con el paso de los años hemos trabajado con la organización del marketing interno y los equipos de RH, para desarrollar e implementar estrategias que fortalezcan la cultura organizacional. Ya sea mediante la activación de un servicio de turismo en Puerto Vallarta o el desarrollo de una campaña de reclutamiento para atraer el talento adecuado durante el debut de la EPAM en México, la promoción y reforzamiento de marca en todos los niveles de la organización puede unificar a los equipos internos y aumentar la satisfacción, trayendo como resultado la productividad y el éxito.

A continuación enlistamos 7 áreas para asegurar que la cultura organizacional de tu negocio sea saludable.

1. Define tu marca. ¿Quién eres? ¿Qué valores e ideas definen el comportamiento y cultura de tu marca? Ve más allá de la misión y encuentra un propósito mayor para tu marca. Pensar en grande puede inspirar y motivar a la gente de tu organización, y llevarla al éxito.

2. Implementa tu estrategia. Crear una marca exitosa necesita de una estrategia de marca. Eso incluye el diseño de tu sitio de trabajo, herramientas y tecnologías, procesos, procedimientos e ideas.

3. Contrata a los empleados adecuados. Encontrar el talento ideal y al talento adecuado, tristemente no siempre representan la misma cosa. Mientras más grande sea el descontento o la falta de conexión entre los equipos internos de una organización, mayor será el problema. Regresa a los valores de tu marca y organización, y enfócate en encontrar y contratar a quienes comparten tus puntos de vista.

4. Invierte en tu equipo. Impulsar el crecimiento y aprendizaje profesional, causará un impacto en la felicidad, lealtad y productividad de tu equipo. De acuerdo a un acuerdo hecho por el Dale Carnegie Training Center en 2016, el 40% de los empleados no entrenados adecuadamente, terminan dejando la compañía antes del primer año de trabajo. Esto impacta negativamente en cuestiones morales de la organización.

5. Celebra y comparte sus éxitos. Si tus equipos internos se sienten valorados y seguros en sus roles, se reflejará en su compromiso y productividad. La resolución de problemas cuando las cosas no están bien es menos efectivo que celebrar los éxitos. Es mejor aprender, replicar y aplaudir los éxitos que analizar y desmoralizar con los errores.

6. Escucha y aprende. Los equipos y clientes representan una increíble oportunidad para quienes saben escuchar.

7. Evalúa, implementa y fortalece cuantas veces sea necesario. No puedes alcanzar el éxito sin definir las métricas que respaldarán tu estrategia, diseño, campaña o políticas. El entendimiento y manejo de ROI, ya sea de manera económica o cultural, te ayudará a identificar las tácticas para replicar, y aquellas que hay que eliminar.

Daniel Gómez es Director de Estrategia en Mijo! Brands, agencia creativa líder en CDMX y Puerto Vallarta. Visítanos en www.mijobrands.com o contáctanos.